oraciones-poderosas-11

Sigo tu camino, Señor

Tú, Señor, no eres un camino entre muchos, Tú eres el único Camino, eres la única Verdad. Por eso quiero andar por tus sendas y no apartarme de ti. Estar lejos de ti es acercarse a las sombras del mal. Estar contigo es transitar por el sendero del amor y la felicidad. Tómame de tu mano, Dios mío, y así estaré siempre seguro y confiado.

Cuando estabas en la tierra, Jesús de Nazaret, tú siempre decías con amor a tus elegidos. “Ven y sígueme”. Hoy siento que tú me dices esas palabras y decido caminar contigo y aceptarte como mi único salvador. También te pido por todos los que amo para que los bendigas y los atraigas al camino de la luz. Y lo mismo pido para todos los hombres mis hermanos. Que nadie se pierda, Señor.

Tú mismo dijiste, Señor, que el camino de la salvación es estrecho, es un camino empinado y exigente. No es para aquellos que huyen cuando aparecen el esfuerzo y el sacrificio. En tu camino. Señor, hay luces y cruces, hay gozos y desdichas, Pero al final, todo es paz y los que en ti confían nunca quedan defraudados. Por eso quiero caminar siempre en tu presencia. Gracias por tu gran amor.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *