historias-10

El monarca y el sabio

A un monarca le contaron que en cierta aldea vivía un hombre sabio rodeado de muchos discípulos. Un día el rey decidió disfrazarse, viajó a aquella aldea y le preguntó al sabio:

– Quiero que me digas cuáles son esas valiosas enseñanzas que trasmites a tus discípulos.

– Son únicamente dos, repuso el Maestro: amar a Dios con todo el corazón y lavarse bien la parte trasera del cuello.

 El monarca no salía de su asombro y no veía ninguna conexión entre ambas cosas y la sabiduría.

– Lo primero lo entiendo, dijo, pero ¿qué fin tiene aprender a lavarse esa parte del cuerpo?

– Así, con algo tan curioso, valoran lo invisible, van a la esencia y descubren el mundo de la interioridad y lo fundamental  Las personas buscan respuestas en lo exterior, pero lo que vale sólo se ve con los ojos de alma. Es un rito para ir más allá de lo aparente y ver lo que pocos ven.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *