oraciones-poderosas-16

Al ángel de la guarda

Ángel de mi guarda, mi guía y mi protector.

Eres presencia de Dios en mi vida.

Te amo y siempre quiero escuchar tu voz.
Sé que me hablas en el silencio cuando siento que debo hacer algo o veo claro aquello que no me conviene.

Me orientas a través de esas intuiciones o corazonadas que me dicen qué hacer y qué evitar.

También me hablas a través del consejo de un amigo, de una charla, una lectura o una canción

Me llevas por el buen camino y me recuerdas que mi paz está en hacer la voluntad de Dios. No puedes evitar que pase por pruebas necesarias, pero estás ahí para darme apoyo y consuelo. Te quiero y te doy gracias.

Aléjame de los peligros y las insidias. Sé mi escudo protector y mi sabio consejero. Eres mi dulce compañía. Sigo creyendo, como cuando era un niño, que no me desamparas ni de noche ni de día.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *